Springe zum Inhalt →

Historia

Leipzig aparece en los documentos históricos a partir del siglo XIII cuando surgieron sus grandes ferias comerciales. Estas ferias lograron desarrollarse impulsivamente y tomar enorme importancia, convirtiendo a Leipzig en el punto central del comercio entre todas las ciudades alemanas y países vecinos como Inglaterra, Francia, Italia y Holanda.

A partir de entonces Leipzig comenzó a prosperar en todo ámbito, principalmente en el tema de los libros e impresiones. En 1481 se imprimió por primera vez un libro en Leipzig y en 1650 se publicó en Leipzig el primer diario del mundo. El éxito de las grandes ferias y el mercadeo con impresiones y publicaciones de todas partes de Europa se volvió significativo. A principios del siglo XVIII, Leipzig se encontraba al nivel de grandes ciudades en la industria de la tipografía, como por ejemplo Frankfurt, y logró ser reconocida tiempo después como “La Ciudad del Libro”.

Con ese creciente auge que tomó la ciudad, un gran número de estudiantes e intelectuales comenzaron a estudiar en la Universidad de Leipzig, fundada en 1409 y por lo tanto la universidad más antigua de Alemania. Entre los estudiantes más destacados se encuentran Johann Sebastian Bach (quien trabajó en esta ciudad casi toda su vida), Richard Wagner (quien nació en esta ciudad hace 194 años), Felix MendelssohnClara y Robert Schumann (quienes estudiaron en el prestigioso Conservatorio de Música de Leipzig) y Goethe (quien realizó aquí mismo sus estudios y que llamaba a Leipzig su “Pequeña Paris”). Todos ellos contribuyeron, a través de su trabajo y su arte, a que en Leipzig se congregarse una de las tradiciones musicales, culturales y literarias más amplias de Alemania.

En cuanto a la historia política, Leipzig figura igualmente como punto elemental. Esta ciudad fue ocupada y atacada en varias ocasiones: Fue semidestruida en la batalla entre prusianos, rusos y austriacos contra los franceses en el año 1813. Sufrió daños tanto en la Primera Guerra Mundial como en la Segunda Guerra Mundial. En 1989 surgieron en el centro de la Leipzig – en donde hoy en día se coloca un mercado todos los martes y los viernes – las primeras “Manifestaciones de los Lunes” que proclamaban la reunificación de la Alemania dividida así como “libertad y democracia”. Es aquí cuando Leipzig toma una enorme relevancia política, pues aquellas marchas pacíficas lidereadas por el pueblo, se expandieron hacia los demás estados de Alemania desembocando en el 9 de noviembre de 1990 con la caída del muro de Berlín y en La Reunificación Alemana.