Springe zum Inhalt →

Actualidad

Aparte de participar como una de las doce ciudades sede del mundial de fútbol en el 2006 y como única ciudad del este de Alemania que fue seleccionada para este evento de fútbol, Leipzig celebra cada año ferias representativas de Alemania como la AMI (la feria del automóvil) o la Leipziger Buchmesse (la feria del libro).

En la actualidad, un tercio de Leipzig está compuesto por bosque, parques y jardines, lo que la convierte en la ciudad más verde de Alemania. De la misma forma, Leipzig cuenta con monumentos históricos y turísitcos por demás importantes e interesantes, como por ejemplo Das Alte Rathaus (El Antiguo Ayuntamiento, una nade las construcciones más bellas renacentistas alemanas), Das Völkerschlachtdenkmal (El Monumento a la Batalla de las Naciones, monumento más antiguo de Alemania), Die Oper (El  Teatro de la Ópera, el segundo más antiguo de Alemania), El Auerbachs Keller (parte importante de la literatura mundial), Die Deutsche Nationalbibliothek (La Biblioteca Nacional, que cuenta con una de las colecciones de libros más amplia del país), Die Thomaskirche (La Iglesia de Santo Tomás, iglesia que alberga la tumba de Bach) o Die Nikolaikirche (La Iglesia de San Nicolás, la más antigua de la ciudad y el punto de partida de las marchas pacíficas previas a la reunificación alemana). También están La Antigua Báscula, La casa de Mendelssohn, La Casa del Café y La Escuela Superior para la Música, por mencionar algunos.

En 2010 el periódico New York Times sugirió a Leipzig como uno de los 31 lugares que se deben visitar.

En resumen, la evolución de esta ciudad abarca acontecimientos culturales y sociales muy extensos. Hoy en día, pasando por toda la tradición de música, literatura, comercio e historia que la ciudad en sí conlleva, y sin dejar de mencionar su famosa vida nocturna y la amplia gama de eventos que se llevan a cabo normalmente, Leipzig puede clasificarse como una ciudad llena de posibilidades y diversidades.